Ricardo Anaya: el personaje que puso al PAN en la antesala de Palacio Nacional

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¡No ha pasado mucho! dos años para ser exactos, de que Ricardo Anaya, un nuevo rostro dentro de la política interna del PAN, ganaba una elección álgida y aguerrida -como son en Acción Nacional- para convertirse así en una de las revelaciones políticas más interesantes del sistema político mexicano.

Ricardo le dio un giro a la dinámica interna del PAN. Contrario a lo que afirmaban algunas voces, el entonces nuevo presidente nacional, estableció una política incluyente, que permitió -entre otras cosas- la candidatura de su adversario interno Javier Corral, hoy gobernador de Chihuahua.


En todo momento, la competitividad y honestidad fueron dos factores fundamentales para convertirse en candidato o candidata del PAN a los distintos cargos de elección popular.

Anaya le regresó al PAN esa esencia perdida en años pasados, con penosos asuntos como los llamados “moches” y presuntos casos de corrupción de funcionarios panistas locales y federales, que habían sumido al partido en una dinámica de desencanto ciudadano, que se reflejaba en los resultados que para entonces tenía Acción Nacional en todo el país.

La tenacidad y visión de Ricardo Anaya, permitieron que Acción Nacional pasara de tener cinco gubernaturas en 2015, a 12 gobiernos estatales para 2017, logrando gobernar prácticamente la mitad del país, y por primera vez la alternancia política en estados como Veracruz y Chihuahua, donde nunca antes habían tenido otro gobierno distinto a los emanados por el Partido Revolucionario Institucional.

En 2016, en aquel debate televisivo donde participaron los presidentes de los partidos políticos después de la jornada electoral, Ricardo Anaya mandó a la lona al experimentado priísta Manlio Fabio Beltrones, tras haber sido derrotado en las urnas por ese nuevo PAN que planteó el entonces dirigente nacional.

Pese a la gran campaña de desprestigio que el Partido Revolucionario Institucional emprendió en contra de nuestro presidente nacional, a través de algunos medios de comunicación, Ricardo Anaya pudo salir avante en contra de quienes lo calumniaron, por una simple razón, Ricardo es un hombre honesto, que nada tiene que esconder y que de nada se debe avergonzar.

¡Lo tenemos claro! el Revolucionario Institucional lo ve como el aspirante a vencer, pues representa a esa transformación de fondo que tanto demandan los ciudadanos, para acabar de una vez por todas con la corrupción en este país.

He sido testigo de su trabajo diario, de su lucha y esfuerzo por construir lo que muchos creían imposible, lograr la creación de una coalición entre el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Acción Nacional, partiendo de las coincidencias que como institutos políticos plantean para lograr un México distinto.

Hoy, el último gran acierto de Ricardo Anaya como presidente nacional del PAN, fue lograr el registro de la coalición Por México al Frente, conformado por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, previo a solicitar licencia para separarse del cargo de presidente nacional, con la finalidad de buscar la candidatura del Frente a la Presidencia de la República.

No me queda más que desearle mucho éxito en este nuevo proyecto que emprende Ricardo Anaya, con la intención de buscar la candidatura del Frente a la Presidencia de la República. México merece que nos vaya bien a todos, y sólo lo podremos lograr haciendo un cambio profundo en el sistema político mexicano, que garantice la tranquilidad y estabilidad del país, en este momento de grandes retos para México.


¡Éxito, Ricardo!